AMDPress.- La empresa de turrones Sanchís Mira, fabricante de La Fama, no ha podido mantener el fuerte crecimiento experimentado hace dos años cuando incrementó su facturación casi un 20%, y ha cerrado el ejercicio 2002 con unas ventas de 33,7 millones de euros, un 6,55% menos que en la campaña anterior.

Gracias a la contención de los gastos que se recortaron en un 8,2%, principalmente en el apartado de materias primas, la reducción del negocio no se ha traducido en una menor rentabilidad. También ha contribuido el comportamiento más favorable de las divisas. El resultado neto de la turronera, que está presidida por Roberto Soler, ascendió a 894.287 euros, un 37,9% más que en el ejercicio anterior.