AMDPress.- La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha iniciado una serie de acciones contra algunas de las grandes cadenas de hipermercados, para denunciar que utilizan la leche como reclamo vendiéndola a precios por debajo de los costes de producción. A juicio de la asociación, esta situación está provocando que las empresas lácteas hayan bajado drásticamente los precios pagados a los ganaderos, originando unas pérdidas que en los últimos cuatro meses se elevan a más de 70 millones de euros.

Así, UPA denuncia que en los últimos años, las empresas lácteas de capital francés importan leche líquida procedente de Francia que luego utilizan las grandes cadenas francesas de distribución para venderla como producto reclamo a precios más bajos que los costes de producción.

Añade que el mercado francés está utilizando al español como sumidero de sus excedentes, incluso con prácticas prohibidas como el dumping. Estas importaciones hacen que surja la proliferación de marcas de distribución, que, debido a los bajos precios, destruyen el mercado de las principales marcas españolas. UPA apunta que la tendencia de consumo de marcas blancas ha aumentado en los últimos 2-3 meses, desde un 33% hasta el 41% actual, manteniendo una clara tendencia al alza.

Las acciones han comenzado hoy en Galicia y posteriormente se extenderán a otros puntos de España. En principio tendrán un carácter informativo y explicativo pero, si no son efectivas, UPA afirma que “endurecerá” sus actuaciones.

Además, la organización espera que en la reunión de la Mesa del Sector Lácteo que se celebrará la próxima semana, la industria láctea no plantee una nueva bajada de precios, porque en ese caso, “tomará medidas de presión automáticamente” contra las industrias que intenten rebajarlos.