La compañía gallega de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski y la Indicación Geográfica Protegida Ternera Gallega han renovado y ampliado su convenio de colaboración para seguir fomentar el consumo de la carne de vacuno certificada por esta IGP entre asociaciones, instituciones y consumidores en general, y los clientes Eroski, para comercializar cuatro millones de kilos anuales. 

El consejero de Medio Rural de Galicia, Jose González y la participación del director general de Vegalsa-Eroski, Joaquín González, y del presidente del Consejo Regulador de las IGPs de Carne de Vacuno de Galicia, Jesús González, además de la consejera de Ferias y Mercados, Mónica Carneiro; del delegado territorial de la Junta en A Coruña, Ovidio Rodeiro, y de una representación de los ganaderos del sector. Previa a la firma, los directivos de la Denominación y de la compañía realizaron una visita a una de las explotaciones inscritas en esta IGP, en el municipio de Bergondo. 

El acuerdo, que tendrá una vigencia hasta 2021, permitirá vender la carne de vacuno amparada por la Denominación, en exclusiva para la categoría ternera, en los lineales de bandejas de los establecimientos de la red comercial que Vegalsa-Eroski tiene en Galicia, Asturias y Castilla y León, con el etiquetado propio de la IGP correspondiente a las tipologías Ternera Gallega y Ternera Gallega Suprema o bajo la etiqueta de la marca Eroski Natur. 

La carne de vacuno al corte, se podrá realizar con otras carnes con IGP en Asturias, pero sobre todo en Galicia y Castilla y León en exclusiva para la ternera, ya sea con la marca Eroski Natur o con el etiquetado de la IGP. 

Para que esto sea posible, la compañía mantiene una relación comercial directa con aproximadamente 200 ganaderos inscritos en la IGP. Esta apuesta por el mercado local fomenta el desarrollo sostenible del entorno. La compañía destinó casi 350 millones de euros a proveedores locales (296 de ellos para compas gallegas, 22 asturianas y 30 a Castilla y León).