El próximo jueves 11 de abril, en la sede de Educarne (c/ Barceló, 6 2ª Planta), Aecoc celebrará un taller en el marco de su proyecto "La alimentación no tiene desperdicio" con el fin de luchar contra el desperdicio de alimentos de forma eficaz. Y para eso, el organismo considera que es imprescindible conocer cuáles son las áreas o focos "calientes" que generan mayores ineficiencias en la empresa. El evento contará con todos los eslabones de la cadena de valor (sector primario, industria, distribución, canal horeca y consumidor) para reducir el desperdicio de alimentos. Se trata del primer taller dirigido a empresas fabricantes, distribuidoras, grandes y medianas empresas que quieran poner en marcha un plan para reducir ineficiencias generadoras de desperdicio, que contará también con la participación de Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Este problema, que sitúa a España en la séptima posición de países europeos que más despilfaro producen, contará con la participación de empresas como Caprabo, Mercadona o Tuero (Cerealto Siro) quienes compartirán la problemática, cambios y obstáculos que han tenido que realizar en el momento de acometer sus procesos para prevenir el desperdicio alimentario. Según David Esteller, responsable del proyecto, "en este taller las empresas conocerán la importancia de detectar los "puntos calientes", cómo medir el problema y cómo implantar medidas correctoras".

Tras la bienvenida a cargo de un representante de la Dirección General de la Industria Alimentaria (MAPA), David Esteller hará un exhaustivo análisis de la cadena de valor de las compañías, ofreciendo recomendaciones prácticas para detectar puntos de mejora. Seguidamente las empresas colaboradoras compartirán sus experiencias y, para finalizar, se realizará un taller práctico en el que las empresas asistentes deberán identificar y abordar conjuntamente los puntos "críticos" que pueden darse en una empresa de transformación.