Bodegas Muga celebra el 25 aniversario de su vino más reconocido y prestigioso dentro y fuera de España: Torre Muga. La bodega familiar ha dado a conocer la nueva añada, la del 2016, de este tinto, que fue precursor de un nuevo estilo de vino en Rioja, en una acto celebrado en la tienda de Lavinia Ortega y Gasset, en Madrid. Bodegas Muga también ha presentado en este encuentro la añada 2015 de Muga Reserva Selección Especial

Durante la cata maridaje de ambos vinos, Juan Muga, director ejecutivo de Marketing y Ventas de la bodega, ha expresado “es un orgullo para la familia ver cómo Torre Muga ha ido haciéndose un hueco, paso a paso, no solo en España sino también en otros mercados tan importantes para nosotros como es el americano. Todo esto es fruto de un cuidado trabajo en bodega y de unas directrices de futuro claramente definidas, gracias a las cuales hemos conseguido hacer de Torre Muga un faro de referencia dentro del sector”.

Dos conceptos

El concepto de Torre Muga se fraguó a finales de los años 80 y tomó cuerpo con la añada de 1991, presentada en 1994. De manera progresiva, a lo largo de estos años, ha ido obteniendo reconocimientos a nivel nacional y abriendo las puertas de otros mercados, muchos de ellos tan exigentes y competitivos como el americano. En orden de importancia, EE.UU. y el Reino Unido son los principales mercados exteriores de la bodega de Haro.  

En el ámbito técnico, Torre Muga 2016 es un vino elaborado principalmente con la variedad tempranillo y sometido a maceraciones más largas y envejecimientos más cortos en barricas de roble francés elaboradas en la propia tonelería de la bodega. La estancia total de este vino en roble es de 24 meses, de los cuales 18 son en barricas nuevas de roble francés y, el resto, en depósitos de roble. Tras la crianza se realiza una ligera clarificación con clara de huevo fresco. De esta añada se producirán 36.000 botellas.

Por su parte, la añada 2015 de Muga Reserva Selección Especial es un vino de corte moderno que mantiene la esencia e identidad de los vinos de Rioja. Elaborado con las 4 variedades tintas de Rioja por excelencia y criado durante 26 meses en barricas 100% de roble francés mantiene una importante intensidad frutal, una equilibrada estructura y una alta capacidad de envejecimiento. La buena climatología de 2015 permitió recoger una uva de gran calidad, que ha favorecido el que los tintos de esta añada presenten una carga frutal intensa, propia de su buena maduración.