La empresa Bodegas Vicente Gandía registró un crecimiento del 14% en la facturación de sus marcas principales en 2016, lo que representa un aumento en los beneficios, antes de impuestos, de un 94% con un total de 3,3 millones de euros.

La empresa fundada en 1885 dirigida por Javier Gandía, miembro de la cuarta generación de la familia Gandía, cierra el ejercicio 2016 con una facturación de 32 millones de euros.

El éxito de su gama de espumosos bajos en alcohol y con un carácter delicado llamada Sandara, con un 68% de incremento de ventas, ha liderado el crecimiento de la bodega en 2016.

Sandara, su gama de espumosos bajos en alcohol y con un carácter delicado, ha liderado el crecimiento de la bodega en 2016 con un incremento del 68% en sus ventas

Desde la compañía destacan, además, que el comportamiento de sus marcas más relevantes ha sido "muy positivo", con aumentos en El Miracle (30%), Hoya de Cadenas ( 8%), Castillo de Líria ( 2%) y Nebla ( 34%). Estas marcas son las más importantes para la bodega y definen la estrategia de futuro para la compañía.

Vicente Gandía exporta un 66% de su producción y destina un 34% al ámbito nacional, estando presente en 90 países de los cinco continentes. Los mercados donde mayor crecimiento ha tenido en este último año han sido: España ( 17%), Japón ( 54%), Canadá ( 19%), China ( 69%), Rusia ( 130%), Suecia ( 17%) y México ( 138%). Además, países como Australia, Austria, Corea del Sur, Singapur o Israel han sido mercados que han despegado con importantes volúmenes de compra, según indican fuentes de la empresa.

"El consumidor joven es el futuro, nosotros apostamos por los vinos de calidad y por ellos", asegura Javier Gandía

Apuesta por el consumidor joven

Los vinos de calidad enfocados a un perfil de consumidor joven es la clara apuesta de la bodega en los últimos tiempos. En palabras de Javier Gandía, "el consumidor joven es el futuro, nosotros apostamos por los vinos de calidad y por ellos. Por ahora sólo podemos decir que el resultado de nuestro enfoque está siendo muy positivo. Queremos que el consumidor nos quiera y que tenga confianza en nosotros. La compañía lo tiene muy claro, quiere continuar creciendo centrada en producir vinos de calidad y al mismo tiempo innovadores".