Las existencias de vino se sitúan en 34,6 millones de hectolitros en el fin de la campaña 2019/2020, un 6,7% por debajo de los 37,1 hl de la campaña anterior y un 6,8% superior a la media de la media de las últimas 5 campañas, según los últimos datos del Sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (INFOVI), elaborados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapa).

Las existencias de fin de campaña constituyen un dato fundamental para planificar el inicio de la campaña siguiente, ya que sumadas a la estimación de producción de la actual vendimia determinan las disponibilidades de vino con las que se contará para abastecer la demanda.

Para el conjunto de vino y mosto las existencias finales son de 36,6 millones de hectólitros, inferiores también en un 6,7% a las de la anterior campaña.

Este descenso de las existencias se produce a pesar de que las salidas totales de vino de las bodegas para la campaña 2019/2020 han sido un 5% menores a las de la precedente.

En esta campaña, el sector vitivinícola se ha visto afectado por las restricciones del canal Horeca debido a la COVID-19, así como por el impacto en el comercio del vino de los aranceles adicionales por parte de Estados Unidos por la sentencia Airbus.