Javier Pagés presidirá la Federación Española del Vino (FEV) durante los próximos tres años, una vez que la Asamblea General de esta institución haya ratificado su nombramiento. Igualmente, la Asamblea ha designado a Javier Pagés como próximo presidente del Observatorio Español del Mercado del Vino, tal y como está previsto en los Estatutos de la mencionada Fundación. Pagés sustituye en los cargos a Félix Solís Yáñez quien ha compatibilizado ambos desde el año 2010.

Javier Pagés, director general del Grupo Codorniu, ha señalado las oportunidades que tienen las compañías bodegueras internacionalizando más su actividad. Para ello, ha pedido mayor dinamismo en las políticas de comercio exterior, seguir profundizando en la eliminación de trabas comerciales y administrativas y conseguir que el vino sea una prioridad en todas las negociaciones bilaterales pendientes entre la Unión Europea y países terceros. También ha señalado la necesidad y responsabilidad de las empresas para aumentar el valor y la imagen de las producciones vitivinícolas españolas. En resumen, internacionalización, que en estos momentos es clave para el desarrollo de la competitividad del sector dada la actual coyuntura económica y el estancamiento del consumo interior.

Además, ha hecho hincapié en continuar con el desarrollo del programa Wine in Moderation en España de fomento de las pautas de consumo asociadas al vino ligadas a la moderación como única manera de disfrutar del producto, defendiendo también así la legitimidad del producto y de la actividad productora. Por otra parte, considera necesario profundizar en el proceso de vertebración del sector en el territorio para una mayor efectividad de las políticas sectoriales, y una racionalización de los costes de las empresas. La Asamblea igualmente ha ratificado como vicepresidentes de la FEV a Christian Barré, presidente director general de Domecq Bodegas, y a Félix Solís Yáñez, presidente y consejero delegado de Félix Solís Avantis, como corresponde según estatutos al Presidente saliente.