El sector de los zumos y néctares ha celebrado este jueves la novena edición del Día Mundial del Zumo, una iniciativa de la Asociación Española de Fabricantes de Zumos, Asozumos, que ha reunido a alrededor de 100 personas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. El evento ha sido inaugurado por el director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, José Miguel Herrero, y por el presidente de Asozumos, Javier Lorenzo. 

Tras el acto inaugural, el CEO y socio de la consultora Lantern, Jaime Martín, ha hablado sobre el aumento de las dietas 'veggies', que ya configuran casi un 10% de la población adulta, según su estudio The Green Revolution 2019.  "El consumo de productos vegetales es una actitud cada vez más frecuente entre los consumidores que buscan llevar una dieta equilibrada y un modelo de vida sano' comentó Jaime Martín.

Durante el acto tuvieron lugar ponencias de diversos expertos y se analizaron los datos del sector en 2018

A continuación, desde la secretaría técnica de la Asociación Española de Autocontrol de Zumos y Néctares (AEAZN), Begoña Landajo, ha presentado el Informe de la campaña de autocontrol de calidad 2018. La AEAZN ha destacado que "la estrecha relación del sector con las administraciones públicas que permite trabajar de manera conjunta en normativas y actuaciones encaminadas a fortalecer el sector y a asegurar la calidad y autenticidad de los zumos y néctares que están en el mercado".

Una vez finalizada esta ponencia, ha tenido lugar una mesa redonda moderada por el secretario general adjunto de Asozumos, Javier Valle, y en la que han intervenido: el director general de la Fundación Española de la Nutrición(FEN), José Manuel Ávila; el vocal del Comité Ejecutivo de la Federación Española de Bancos de Alimentos(FESBAL), Ángel Crespo Alonso; el presidente de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes(FUCI), Gustavo Samoya.

España entre los primeros puestos de la Unión Europea

Durante la jornada, también se han analizado datos que sitúan a España entre los primeros puestos de la Unión Europea como exportador de zumo con un volumen en 2018 de 785.999 toneladas, una cifra que representa un valor de 771,89 millones de euros. En comparación con el año anterior, tanto el volumen exportado (773.59 toneladas en 2017), como la facturación (725,64 millones de euros en 2017) han aumentado en 2018 respecto a 2017.

En cuanto al consumo, todos los números confirman un descenso en torno al 3,5% en volumen que, sin embargo, es menor en valor donde se sitúa en torno al 2% para el mercado doméstico. Uno de los motivos que explica este descenso podría ser el desconocimiento que existe en cuanto a las diferentes categorías de zumo que se comercializan. Por eso, desde el sector de los zumos y néctares resaltan la importancia de distinguir entre zumo de fruta, producto obtenido de exprimir una o varias especies de frutas u hortalizas sanas y maduras, frescas o conservadas por el frío; zumo de fruta a partir de concentrado, producto obtenido a partir de un zumo concentrado, restituyéndole el agua extraída en su proceso de concentración; y néctar de frutas, producto obtenido por la adición de agua a un porcentaje de zumo fijado por la normativa. También puede añadirse azúcar, miel o edulcorantes en cantidades limitadas por dicha legislación.

Uno de los motivos del descenso del consumo podría ser el desconocimiento que existe en cuanto a las diferentes categorías de zumo

También es importante tener en cuenta que, la categoría zumo de fruta no puede contener azúcares añadidos ya que así lo establece en toda Europa la Directiva 2012/12/UE traspuesta a la legislación española por el Real Decreto 781/2013, por la que no se autoriza la adición de azúcares y aditivos a los zumos de frutas.

Por otro lado, en relación a los sabores más demandados en España, el zumo de naranja continúa liderando el ranking de las exportaciones, si bien es verdad que ha retrocedido en torno a un 20% con respecto a 2017. En segundo lugar, se sitúan las mezclas de sabores que han experimentado un notable aumento del 50% con respecto al año 2017. Los otros sabores que, representando un porcentaje menor del total, han experimentado una subida han sido el de manzana y el de tomate.  

En cualquier caso, la balanza comercial continúa siendo positiva y muestra un superávit de 500 millones de euros en 2018. Se trata de un reflejo del esfuerzo que el sector hace por ofrecer productos que cumplen altos estándares de calidad. Prueba de ello es su compromiso con el Plan de Colaboración para la Mejora de la Composición de los Alimentos y Bebidas, liderado por La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), y con el que los fabricantes de zumo se comprometen a reducir en un 10% el contenido de azúcares añadidos en los néctares de melocotón, naranja y piña sin edulcorantes.