Tal y como lo confirma la segunda edición del Barómetro de Tendencias en Restauración, impulsado por Unilever Food Solutions, junto con Facyre y Hostelería de España, el delivery se ha consolidado en 2020. Y es que, el 23% de los españoles, asegura que ha incrementado el consumo de comida a domicilio durante el confinamiento.  

Destaca, además, los nuevos formatos de consumo que se están implantando entre los españoles, como es el delivery, que se ha visto incrementado con la llegada de la Covid-19, o el take away. Tal y como señala el informe, el 63% de los encuestados afirma haber pedido comida a domicilio durante la pandemia y, de estos, el 18% ha optado incluso por probar en lugares nuevos, mientras que, el 19% asegura haber optado por los mismos locales en los que ya consumían.

Por otro lado, el take away, también se ha convertido en un formato habitual para el 41% de los consumidores. Tal y como recoge el Barómetro, un 55% reconoce que ha incrementado el consumo de delivery en los últimos cinco años, mientras que el 53% ha incrementado el take away durante el mismo periodo.

La mitad de los españoles demandan comida saludable en los establecimientos y, a la hora de elegir un restaurante, es tan importante como la recomendación

“El parón obligatorio que ha sufrido la restauración durante el estado de alarma ha demostrado que este sector tiene una gran capacidad de adaptación, a través de propuestas como el delivery, una tendencia ya consolidada que ha registrado un crecimiento espectacular en los últimos años”, asegura Xavier Mon, vicepresidente de Foods & Refreshment de Unilever España y director general de Unilever Food Solutions en el país.

Asimismo, el estudio también desgrana cuáles son las preferencias de los españoles cuando salen a comer fuera. Así, detalla que un 77% de los españoles sale a comer fuera de casa de forma habitual, principalmente en fin de semana, el 58%. El 77% eligen a sus parejas a la hora de ir a un restaurante, un porcentaje que se eleva al 88% en el caso de las mujeres de 26 a 35 años. Por su parte, el 54% de los españoles se decanta por los amigos, llegando al 66% en el caso de los más jóvenes. A pesar de que comer fuera del hogar sigue siendo la opción mayoritaria, el estudio destaca que un 15% de los españoles consumen delivery o take away en exclusiva, sin acudir a un restaurante.

Otro de los aspectos clave del Barómetro son los tipos y estilos de cocina preferidos por los españoles. En este sentido, la comida tradicional es la opción más consumida habitualmente por el 54% de los encuestados. Pero la comida exótica y el casual food, un tipo de comida informal que incluye hamburguesas, tapas, ensaladas y bocadillos, ganan adeptos y obtienen un porcentaje de penetración similar a la comida tradicional, en torno al 50%. La comida rápida es la que tiene un peso mayor, puesto que el 67% de los españoles la consumen de forma habitual y, además, es la preferida para el delivery y el take away.

A su vez, el estudio demuestra que las opciones healthy pasan a ser claves en la oferta de restauración. En los últimos cinco años, un 48% de los españoles afirma que se fijan más en que la comida que piden sea saludable y equilibrada, tanto cuando van a un restaurante como en el delivery y take away. A la hora de decantarse por un local, que la comida que se ofrece sea saludable es ya tan importante como la recomendación que pueda hacer un amigo: cuatro de cada diez españoles lo tienen en cuenta.

Por último, la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente también gana peso en el canal Horeca. En este sentido, el 47% de los comensales afirman que piden la comida sobrante para llevar, medida que ya es obligatoria en algunas comunidades autónomas. La gestión de los residuos en la restauración, especialmente del desperdicio alimentario, importa a un 53% de los españoles, según refleja el estudio. Además, los españoles demandan cada vez más envases reciclables y productos de proximidad, dos puntos importantes para el 49% y el 47% de los comensales, respectivamente