Con motivo de la Semana Europea de la Prevención de Residuos, Ipsos revela las conclusiones de su estudio, ‘Un mundo de usar y tirar’ sobre el reto actual de los envases y residuos de plásticos en el que han participado 28 países del mundo. El 80% de los ciudadanos a nivel mundial dice que los fabricantes deberían estar obligados a contribuir con el reciclaje y la reutilización de los envases que producen.

Asimismo, el 71% de los consumidores de todo el mundo cree que los productos de plástico de un solo uso deberían prohibirse lo antes posible. La opinión española ante esta situación es muy similar a la media mundial y 7 de cada 10 españoles está a favor de la eliminación del plástico de un solo uso. Nivel alto si lo comparamos con una potencia mundial como Estados Unidos que cuenta con un 57% a favor.

El compromiso mundial para reducir los plásticos de un solo uso ha aumentado en los últimos años con la aprobación de medidas por parte de administraciones y gobiernos. El Parlamento Europeo aprobó en 2018, la prohibición en el mercado de la Unión Europea de productos de plástico de un solo uso tales como cubiertos, bastoncitos de algodón, platos o pajitas a partir de 2021.

A su vez, en España, 8 de cada 10 consumidores están de acuerdo con comprar productos con el menor número de envases de plásticos posible. La media mundial en este caso se sitúa en el 75%.

Además, los consumidores están cambiando sus hábitos de compra con el objetivo de disminuir la cantidad de productos sobreenvasados que usan a diario. En España, el 63% estarían dispuesto a cambiar el lugar donde compra si eso supone utilizar menos plásticos.

7 de cada 10 españoles está a favor de la eliminación del plástico de un solo uso

Otra de las conclusiones del informe de Ipsos es que los consumidores premian a las marcas que están atendiendo estas necesidades medioambientales en sus políticas de empresa. Los españoles están por encima de la media y el 76% afirma sentirse mejor con las marcas que están haciendo cambios para sustituir el plástico en el día a día.

Sin embargo, a pesar de estos porcentajes elevados, en el ámbito del reconocimiento del reciclaje en España está más negativo. El 58% de los españoles creen que no todos los plásticos pueden reciclarse. También en Europa, solo 6 de cada 10 consumidores españoles dice que las normas de reciclaje de los residuos domésticos son claras en su ciudad, situándose en séptima posición.