Alcampo ha presentado su “Política de Bienestar Animal y uso responsible de antibióticos”, en la que se recogen los requisitos que la rigen así como los compromisos de la empresa hasta 2025. “Todo lo que sea preservar el bienestar animal, a la larga significará un menor uso de medicamentos y, por tanto, una mayor rentabilidad. Los ganaderos saben que, con estas medidas, la rentabilidad sería mayor y no contribuiría al precio que pagamos en por los productos en tienda”, ha señalado la responsable de Calidad de Carne y Productos Cárnicos de Alcampo, Virginia Pérez, durante una presentación virtual de esta iniciativa.

La compañía exigirá, auditará y verificará que sus proveedores disponen de programas cuyo objetivo sea garantizar, entre otros, la disponibilidad constante de agua y comida adecuada, el contro térmico, el no hacinamiento, la libertad de movimiento y el espacio suficiente y adecuado para el descanso, la asuencia de plagas y animales depredadores y la formación necesaria del personal en materia de bienestar animal.  

En total son trece puntos los que conforman los “requisistos Alcampo” y están basados en lo definido por la Organización Mundial de Sanidad Animal: que los animales de explotaciones ganaderas o acuícolas vivan sanos, cómodos, bien alimentados, en seguridad, puedan expresar formas innatas de comportamiento y no padezcan sensaciones desagradables de dolor, miedo o desasosiego.

La compañía exigirá, auditará y verificará que sus proveedores disponen de programas cuyo objetivo sea garantizar, entre otros, la disponibilidad constante de agua y comida adecuada, el contro térmico, el no hacinamiento, la libertad de movimiento y el espacio suficiente y adecuado para el descanso, la asuencia de plagas y animales depredadores y la formación necesaria del personal en materia de bienestar animal

El objetivo fijado por la compañía con la vista puesta en 2025 es que el 100% de productos cárnicos de marca propia cumplan los requisitos Alcampo de Bienestar Animal y el 100% de huevos del 100% de proveedores provengan de gallinas no criadas en jaulas. Ya en este año 2020 Alcampo ha logrado hacer realidad su primer compromiso: que el 100% de huevos de la marca exclusiva Alcampo Producción Controlada proceden de gallinas que no han sido criadas en jaulas.

Respecto al uso responsable de antibióticos, Alcampo controla y controlará que los proveedores dispongan de un correcto programa de vacunación, que apliquen las adecuadas medidas de higiene, bioseguridad y manejo de los animales y que además, se adhieran a los compromisos publicados en el Plan Nacional de Resistencias de Antibióticos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Durante la presentación, la compañía ha mostrado su confianza en el sello 'Bienestar animal certificado' creado por Interporc para avalar las buenas prácticas del sector porcino en materia de bienestar animal y bioseguridad. “Se trata de un sello con todas las garantías creado bajo una sólida base científica, toda la cadena está certificada. Es una certificación evolutiva, transparente e independiente”, ha explicado desde Interporc, Daniel Hernández, durante la presentación. “Desde hace 40 años se viene legislando el bienestar animal en la Unión Europea. Nosotros hemos elaborado una certificación voluntaria para las empresas y centrar el concepto basándonos en la salud física y el estado emocional del animal con cuatro pilares: alimentación, alojamiento, salud y comportamiento”, ha señalado Hernández.

La Política de Bienestar Animal de Alcampo es pública y está disponible en www.alcampocorporativo.es