Alibaba reciente ha anunciado su compromiso de importar 200.000 millones de dólares en productos internacionales en China. La clase media creciente es el motor principal que ha disparado el consumo en este país asiático. "El objetivo de Alibaba es responder a la demanda y proporcionar productos de alta calidad a los consumidores chinos", según la compañía asiática.

Esta iniciativa redundará en operaciones comerciales con más de 120 países durante los próximos cinco años, "subrayando así el compromiso a largo plazo de Alibaba con la globalización e impulsando sus esfuerzos para satisfacer la creciente demanda de los consumidores chinos de productos internacionales de alta calidad", según aseguran desde la empresa.

"La globalización es una de las estrategias de crecimiento a largo plazo más críticas de Alibaba. Estamos construyendo la infraestructura de comercio del futuro para hacer posible una economía digital globalizada, donde el comercio es posible para todos los países del mundo", refirió Daniel Zhang, CEO de Alibaba Group. "Aprovechando la tecnología innovadora de Alibaba y su robusto ecosistema, nos comprometemos a hacer que el comercio mundial sea más inclusivo y cumpliendo con nuestra misión de "facilitar el hacer negocios en cualquier lugar" en la era digital" ha subrayado Zhang.

Estas declaraciones tuvieron lugar durante la Cumbre de Liderazgo de Importación Global celebrada en la primera Expo Internacional de Importación de China en Shanghái. Entre 2019 y 2023, Alibaba importará bienes de empresas de todos los tamaños en países como Alemania, Japón, Australia, Estados Unidos y Corea del Sur. Algunas de las principales marcas mundiales, como P&G, Nestlé, JBS y ReFa dieron a conocer su alianza global con todo el ecosistema de Alibaba.