Alimerka ha firmado un acuerdo con Endesa para que el 100% energía que se consuma en sus 168 tiendas, así como en su centro logístico, proceda de fuentes renovables. Gracias a esta iniciativa, la compañía evitará este año la emisión de 30.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

De esta forma, el programa complementa el Plan de Compromiso Medioambiental de Alimerka, que tiene como objetivo la reducción de emisiones y lucha contra el cambio climático, iniciado en 2012 con la adquisición de furgonetas eléctricas, camiones GNL e instalación de paneles fotovoltaicos. De hecho, vio reconocido su impacto el pasado año con la concesión de la Estrella L&G, que certifica la reducción del 20% de las emisiones de gases efecto invernadero de las operaciones logísticas.

Ahora, con el programa de consumo de “energía verde”, Alimerka contará con un certificado de Garantía de Origen de la Luz, emitido por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que acredite, a la compañía y a sus clientes, que la misma cantidad de energía que consume se genera a partir de fuentes renovables y se vierte a la red de distribución.

Además de este contrato, Alimerka cuenta con instalaciones fotovoltaicas en tiendas y almacenes que, solo en 2019, produjeron más de 1GWh de electricidad. En cuanto a su flota, es una de las primeras cadenas de supermercados españolas en implantar que la totalidad de sus vehículos correspondan a camiones propulsados por Gas Natural Licuado y, para el reparto a domicilio, furgonetas eléctricas.