Caprabo ha cerrado el ejercicio 2018 (31 enero 2019) con una facturación de 912 millones de euros, un 8% menos que el ejercicio anterior. El resultado ha sido de menos 5 millones de euros, una cifra que la cadena explica, principalmente, por el saneamiento de su red de tiendas y por el coste de la transformación de sus supermercados. A lo largo de 2018, ha abierto 10 supermercados, alcanzando una red de 320 supermercados. En Caprabo trabajan más de 7.000 personas.

Durante 2018, Caprabo ha retomado la apertura de tiendas propias y ha dado impulso a dos de sus principales planes estratégicos orientados a ganar eficiencia y competitividad. Por una parte, la transformación de su red total de supermercados para adaptarlos a un modelo de nueva generación, mejor preparados para dar respuesta a los nuevos consumidores. Y, por otra, la reforma de su red logística con cambios en su centro de distribución de Abrera y con la construcción en El Prat de Llobregat de una nueva plataforma que gestionará exclusivamente los productos frescos.

Durante 2018, Caprabo ha retomado la apertura de tiendas propias y ha dado impulso a dos de sus principales planes estratégicos orientados a ganar eficiencia y competitividad

Caprabo está inmersa en un importante proceso de transformación de sus supermercados con el objetivo de ganar competitividad, adaptar sus tiendas a los cambios del entorno competitivo y adecuar su oferta a las nuevas necesidades del consumidor. En 2018, ha reformado el 20% de su red y tiene previsto finalizar 2019 con más del 40% de sus tiendas adaptadas al nuevo modelo. El nuevo Caprabo puesta por los productos frescos, la salud como atributo transversal, los productos de proximidad, el ahorro personalizado y la innovación, con el objetivo de optimizar la experiencia de compra.

En 2018, Caprabo anunció un plan de transformación logística destinado a mejorar la gestión y eficiencia de las operaciones para dar respuesta a las necesidades de su nueva generación de supermercados. Para ello, ha iniciado obras de adaptación en su plataforma de Abrera (Barcelona), mientras que trabaja en la construcción de un nuevo centro de distribución en la ZALPort de El Prat de Llobregat (Barcelona), con una inversión de 20 millones de euros y 24.000 metros cuadrados de superficie, desde donde gestionará de manera integral los productos frescos que cada día vende en sus tiendas. La nueva plataforma también gestionará el negocio de venta online de Capraboacasa y se constituirá como la nueva sede central de la compañía. La nueva infraestructura estará en pleno funcionamiento el año próximo.