Según el estudio realizado por Spring Proffesional, los directores de cada país y de ventas, son los ejecutivos mejor pagados dentro del sector Retail con una remuneración que se mueve entre los 120.000 y 150.000 euros brutos anuales, con un mínimo de 100,000 euros. Además de un porcentaje en variable.

A estos les siguen perfiles como el director de ventas al por mayor, el director de expansión o el drector de Retail de las compañías. Los tres se mueven entre los 100.000 y los 110.000 euros anuales.

Entre los 46.000 y los 65.000 euros anuales se encuentran los directores de area, directores de compras y los encargados del escaparatismo (visual merchandising).

Los directores de tienda y los diseñadores también se mueven en cifras altas que rondan los 40.000 euros brutos anuales.

A pesar de las compras por internet, los establecimientos físicos siguen siendo importantes clave en las ventas y las empresas deben potenciar el atractivo de los mismos. Esto va de la mano de la figura del Country Manager. Se trata de un perfil polivalente con capacidad de gestión que debe poseer una visión global y detallada de la empresa y el mercado cambiante en el que se mueve la compañía.