El Grupo El Corte Inglés ha cerrado el ejercicio 2018 con mejora de su actividad, incrementando tanto su cifra de negocios como el Ebitda y el beneficio neto. Según recoge el Informe de Gestión y las Cuentas Anuales cerradas a 28 de febrero de 2019, el beneficio neto consolidado ha aumentado un 27,7% hasta alcanzar los 258,2 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en casi 1.075 millones, un 2,2% más que el ejercicio precedente. 

Por su parte, la cifra de negocios consolidada ha alcanzado los 15.783 millones de euros, lo que supone un incremento del 1,1% respecto al ejercicio precedente. El grupo también ha incrementado su margen bruto en un 1,5% hasta situarse en 4.696 millones.

Durante 2018 se han realizado inversiones por un valor de 396 millones, la mayor parte de las cuales se han destinado a los centros comerciales y a reforzar el negocio digital. En este sentido, hay que destacar la fuerte apuesta por la omnicanalidad que desarrolla el grupo, lo que le ha permitido reforzar la interrelación entre las tiendas físicas y el entorno online, con un incremento del 17,4% en número de pedidos y de casi el 20% en facturación.

Diversificación de las fuentes de financiación y desinversión inmobiliaria

En el ejercicio han tenido lugar una serie de acontecimientos de relevancia para el conjunto del grupo. En el mes de septiembre se cerró con éxito una emisión de bonos senior por importe de 600 millones de euros con vencimiento en 2024. Tres meses después se llevó a cabo una colocación privada de bonos senior por valor de 90 millones de euros que ofrecían las mismas condiciones que la emisión anterior. El objetivo de ambas operaciones era la diversificación de las fuentes de financiación.

En paralelo, se ha puesto en marcha un proceso de desinversión de activos inmobiliarios considerados no estratégicos, que se espera materializar, en su mayor parte, a lo largo de 2019. El importe que se obtenga con dichas desinversiones se destinará, principalmente, a reducir deuda.

Al cierre del ejercicio, la deuda del Grupo se situaba en 3.367 millones de euros, lo que supone una reducción respecto al año anterior de 467 millones menos. Gran parte de este importe procede de la venta de inmuebles y otros activos no estratégicos, así como de la generación de caja operativa.

En conjunto Retail ha alcanzado 12.974 millones de euros

Por líneas de negocio, el Retail constituye el principal eje de actividad del grupo, que incluye los grandes almacenes de El Corte Inglés, las cadenas de supermercados Supercor y Supercor Express, los establecimientos de bricolaje Bricor, y la cadena de moda y complementos Sfera. En conjunto, han alcanzado una cifra de negocios de 12.974 millones de euros, un 0,1% más que en el ejercicio anterior; con un Ebitda de casi 882 millones. Dentro del Retail, el gran almacén El Corte Inglés es el formato comercial con mayor peso específico.

En el ejercicio 2018, se han reforzado las sinergias dentro del grupo. Los clientes pueden recoger en los establecimientos Supercor y Supercor Express los productos adquiridos a través de la web de El Corte Inglés.

En alimentación, una de las principales líneas de actuación durante 2018 ha sido la compra local que ha incorporado mayor surtido de productos frescos y diferenciados. También se ha reforzado el posicionamiento en alimentación saludable con la apertura de nuevos espacios de La Biosfera que reúnen productos biológicos y orgánicos, entre ellos, frescos, lácteos, conservas, aceites, alimentación infantil, etc. 

Durante 2018 el negocio online ha incrementado un 17,4% en número de pedidos, un 19,7% en facturación y un 16% en tráfico a la página web. Con casi 1,6 millones de referencias publicadas durante el ejercicio 2018, la web www.elcorteingles.es ha alcanzado los 19,9 millones de usuarios únicos mensuales, con un crecimiento del 30% sobre el año anterior.