ARAL Digital.- Eroski celebró el pasado 23 de junio su Asamblea General ordinaria anual en Elorrio (Bizkaia), sede social de la empresa, a la que estaban convocados 500 delegados representantes de los socios trabajadores y de los consumidores con el objeto de someter a aprobación las Cuentas Anuales y la gestión del ejercicio económico del 2011, en el que la cooperativa alcanzó unos beneficios de 42 millones de euros. Durante la Asamblea, que estuvo presidida por el Consejo Rector, el presidente y el director general de la cooperativa fueron los encargados de presentar las principales líneas para este ejercicio 2012. Asimismo, la Asamblea aprobó diferentes acuerdos relativos a la adquisición de aportaciones de ex-socios, la actualización del importe de la aportación obligatoria de los nuevos socios de trabajo, y la adopción de nuevas fórmulas para suscribir aportaciones voluntarias al capital, entre otros temas.

El importe de los beneficios de la cooperativa durante el ejercicio de 2011 fue menor en más de un 40%, que el comparable alcanzado durante el ejercicio 2010. Por otra parte, los resultados consolidados alcanzan la cifra de –36 Millones de euros y mejoran en 28 Millones de euros (un 44%) los resultados consolidados del año anterior. Estos resultados se obtienen tras la puesta en marcha de una política comercial más comprometida con el cliente, con unos menores márgenes comerciales y consiguientemente con unos precios más rebajados, lo cual ha representado la transferencia de más de 123 millones de euros a los clientes. Esta reducción de márgenes ha sido compensada en buena medida por una mejora notable de la eficiencia de las operaciones empresariales.

La duración del duro entorno económico, y las incertidumbres sobre la reactivación del consumo en el mercado, llevaron al Consejo Rector a proponer a su aprobación una distribución de los resultados obtenidos durante el ejercicio 2011 prudente y centrada en el fortalecimiento de los fondos propios de la cooperativa. De este modo, y una vez atendidos los destinos legalmente establecidos, así como los compromisos de remuneración adquiridos con los titulares de Aportaciones Financieras Eroski, se aprobó en Asamblea maximizar la dotación de las reservas voluntarias, y no remunerar el capital de los socios ni distribuir retornos.

Agustín Markaide, presidente del Grupo Eroski, señaló que “esta decisión aprobada ahora por la Asamblea a propuesta del Consejo Rector supone la asignación a reservas de la totalidad de los beneficios anuales disponibles, que suman la cuantía de 29 millones de euros, y refleja el compromiso de los socios con el futuro de la cooperativa, un compromiso que ya se viene manifestando en las sucesivas decisiones de los socios durante los últimos tres años. Con estas decisiones, los socios anteponen los intereses de la sociedad cooperativa y la sostenibilidad del proyecto empresarial por encima de los intereses individuales”.