Según el estudio "Cybersecurity: The New Source of Competitive Advantage for Retailers" del Instituto de Transformación Digital de Capgemini, la ciberseguridad es hoy día una nueva baza competitiva para las empresas del sector retail.

El informe pone de manifiesto que las empresas deben adoptar políticas de ciberseguridad que cumplan las expectativas de los clientes, cada vez más conscientes de las posibles brechas de seguridad de datos en los retailers y están dispuestos a gastar más con aquellos que demuestren tener unas sólidas capacidades de ciberseguridad. Tomando en consideración el gasto medio anual, esta mayor disposición para la compra podría representar un incremento de los ingresos anuales de los retailers del 5,4%.

Según datos recogidos por el estudio, el 77% de los consumidores sitúa la ciberseguridad como el tercer factor más importante a la hora de decidir a qué empresa comprar, después de la disponibilidad del producto y la calidad, y por delante de factores tradicionales como el precio y la reputación de marca. Tener fuertes medidas de ciberseguridad incrementaría el nivel de satisfacción del cliente en 13 puntos porcentuales y un 40% de los consumidores estaría dispuesto a gastar on-line al menos un 20% más con un retailer que sea de su plena confianza. En este sentido, el informe apunta que las empresas del sector capaces de adoptar medidas avanzadas de ciberseguridad podrían incrementar hasta un 5,4% sus ingresos anuales.

Las empresas de retail podrían incrementar sus ingresos un 5% si invierten en las medidas de ciberseguridad y privacidad

Sin embargo, el informe indica que existe una diferencia clara entre las medidas que buscan los consumidores y lo que ofrecen los retailers. El 70% de los consumidores quiere tener certeza de que su información financiera y personal va a estar segura, pero solo el 44% de las empresas informa activamente en este sentido. Las empresas tampoco dan a conocer adecuadamente a sus clientes las violaciones de seguridad de datos sufridas. El 40% de las compañías afirma haber sufrido una brecha de seguridad de datos en los últimos tres años (2015-2017, inclusive) que ha puesto en peligro datos financieros o personales de sus clientes, pero solo el 21% de los consumidores dice haber oído el nombre de su principal retailer vinculado a un caso de violación de seguridad de datos.

Según el responsable del área de Ciberseguridad de Capgemini a nivel global, Geert van der Linden, "hoy en día los consumidores son compradores on-line que realizan sus operaciones con confianza y conociendo sus derechos como consumidor. Valoran muy especialmente la ciberseguridad y desean realizar sus compras en empresas en las que puedan confiar". Van der Linden destaca que "es el momento idóneo de que las empresas de retail consideren la ciberseguridad como prioridad de negocio a nivel de alta dirección".

"La ciberseguridad representa una oportunidad de oro para que los retailers mejoren la satisfacción de sus clientes y estos realicen más compras on-line", explica el responsable del área de Productos de Consumo, Retail y Distribución de Capgemini a nivel mundial, Tim Bridges. "Sólo las empresas que sean capaces de alinear de forma efectiva sus medidas de ciberseguridad con las expectativas de los clientes podrán apreciar un impacto positivo en sus ventas", añade Bridges.

Recomendaciones para los retailers

El informe incluye una serie de recomendaciones prácticas, basadas en los resultados de la encuesta para ayudar a las empresas líder en el sector retail a enfrentarse a los ciberataques y a las exigencias de los clientes de mayor transparencia:
- Preocuparse por conocer las expectativas de los clientes en materia de ciberseguridad y protección de datos y asegurar la adopción de medidas que contemplen todos los elementos demandados.

- Asegurar que los sistemas de ciberseguridad vayan un paso por delante de los hackers.

- Posicionarse como depositarios seguros de los datos de los clientes.