El compromiso de certificar también toda la carne fresca de Lidl ya es una realidad. La compañía cuenta con el sello de bienestar animal de AENOR en toda su carne fresca de conejo, cerdo, pollo y ternera de origen nacional.

El primer hito de Lidl en materia de bienestar animal se remonta a 2018, al convertirse en el único supermercado que eliminó de sus lineales los huevos de gallinas enjauladas. Un año más tarde la compañía extendió dicha medida a los huevos usados como ingredientes de sus productos de marca propia.

También certificó la leche fresca con el sello de bienestar animal y en pastoreo, poniendo en valor la producción de más de 1.000 granjas. Un año después logró el sello de bienestar animal también para su leche UHT, teniendo actualmente toda su leche de Milbona esta distinción.

Para conseguir certificar en bienestar animal toda su carne fresca, la compañía lleva desde 2017 trabajando en este proyecto de la mano de sus colaboradores. Tras conseguir tener en un primer momento la certificación en su pollo, conejo y carne BIO, su compromiso se extendió a toda su carne fresca

Según el director general de Compras de Lidl en España, Miguel Paradela “para lograr todos estos hitos ha sido y es muy importante el trabajo conjunto con nuestros proveedores, con institutos como el IRTA (Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria) y con entidades como AENOR, ya que gracias al trabajo conjunto conseguimos impulsar cambios en el sector hacia prácticas más responsables que mejoran la vida de los animales". 

La certificación

El sello de bienestar animal de AENOR está basado en los estándares europeos de Welfair Quality, que garantizan una buena alimentación, buena salud, buen alojamiento y un comportamiento apropiado del animal. En definitiva, el bienestar animal en todos los ámbitos de su vida, incidiendo en aspectos como su estado emocional o la ausencia de dolor.

De hecho, Welfair es la primera certificación de bienestar animal que cuenta con el aval científico de la Unión Europea y ha sido escogida internacionalmente por su rigor, unificación de criterios y alcance multiespecie, como estándar de certificación de bienestar animal en países como Portugal y Chile.