Ante las circunstancias derivadas de la propagación del Coronavirus, Sanchez Romero está llevando a cabo un Plan de Contingencia que incluye medidas dirigidas a dos objetivos prioritarios: "La seguridad de nuestros trabajadores y clientes y garantizar el aprovisionamiento y existencias en nuestras tiendas y demás canales".

En este sentido, Sanchez Romero ha implantado en todos los puestos de trabajo de sus tiendas, las medidas preventivas establecidas por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para evitar contagios, tales como el uso de guantes de vinilo por parte de los trabajadores en el ejercicio de su actividad, además de instrucciones concretas como la limpieza constante de las manos; la desinfección de los lineales, mobiliario e instalaciones en general, y el uso de mascarillas por parte del personal de limpieza en las tareas de desinfección.

Sanchez Romero está asimismo en contacto permanente con sus proveedores para garantizar el suministro de todas sus tiendas, así como el servicio online, el cual presta especial prioridad a las personas mayores, con problemas de movilidad, discapacitados o aquellos clientes que se encuentren en cuarentena, quienes pueden hacer constar su situación a través de su web. La compañía mantiene abiertos todos sus canales de comunicación con los clientes: teléfono, Internet, whatsapp, además de la atención personalizada en tienda.

En lo que respecta a sus trabajadores, Sanchez Romero ha implantado medidas de flexibilidad horaria y de teletrabajo en aquellos puestos cuya actividad lo permite. Dichas medidas se irán modificando o ampliando, en función de cómo evolucionen las circunstancias y de las indicaciones de la Consejería de Sanidad.

Sanchez Romero "quiere reiterar el llamamiento a la calma, ya efectuado desde las distintas asociaciones sectoriales, y poner de manifiesto el compromiso de la empresa y de todos sus trabajadores por una actuación responsable y al servicio de los ciudadanos."