La Sirena, cadena española de tiendas especializadas en alimentos congelados, continúa su expansión y cierra el año con cinco aperturas entre Barcelona e Ibiza. Estos nuevos establecimientos, han supuesto una inversión cercana al millón de euros y 12 nuevos empleos directos.

A Barcelona concretamente le corresponde cuatros de las aperturas, ubicadas en las localidades de Masnou, Montornés del Vallés, Magret de Mar y Vilanova del Cami. El establecimiento restante corresponde a Las Islas Baleares, concretamente Ibiza que abrirá en las próximas semanas y operará en régimen de franquicia.

Todas estas aperturas forman parte del plan estratégico de la cadena, con el que La Sirena espera abrir más de 50 tiendas en España en los próximos cinco años. Esta nueva etapa de La Sirena tiene foco en 5 ejes: innovación en producto y surtido, orientación al cliente, desarrollo de Zona Centro, mejora de la productividad y estrategia multicanal.

“Esta expansión va en línea con la nueva etapa de la compañía y nuestro plan estratégico, que nos ha permitido batir nuestras previsiones y crecer por encima del mercado en este año. Creemos que hay grandes oportunidades en ciudades medianas y, con estas aperturas, demostramos nuestra apuesta por ello. Partimos, sin duda, de una posición muy sólida para crecer”, señala Jorge Benlloch, CEO de La Sirena.