Con la instauración del estado de alarma en España el pasado mes de marzo, la infancia ha sido uno de los colectivos que más se han visto afectados por la crisis sanitaria de la Covid-19 en cuanto a su desarrollo emocional y social. Por ello, nace Bioescuela: Naturaleza y Emociones, un proyecto a tres bandas conformado por la Organización Humanitaria, el departamento de Responsabilidad Social Empresarial de Vegalsa-Eroski y Fundación As Salgueiras, en el que se ofrece un refuerzo emocional a los niños y niñas a través del juego libre en la naturaleza.

 El proyecto se desarrollará entre los meses de julio y septiembre, dos días a la semana en horario de 10:00 a 18:00 horas

“Que los niños y niñas sean niños y niñas y disfruten de un verano sanador”. Es la frase con la que resumen sus responsables el objetivo de un proyecto que, mediante una metodología participativa y de colaboración, busca trabajar aspectos que permitan a los menores comenzar el nuevo curso con confianza, seguridad y salud.

Así, la escuela de las emociones está dirigida a un total de 265 menores de la provincia de A Coruña, con edades comprendidas entre los seis y los 16 años. Se desarrolla en A Laracha, en el entorno natural cercado de As Salgueiras, que cuenta con más de 30 hectáreas con arroyos, animales, bosque autóctono y senderos.

Dicho proyecto se desarrollará entre los meses de julio y septiembre, dos días a la semana en horario de 10:00 a 18:00 horas y en él se trabajarán conceptos como la autoestima, la socialización, la alimentación saludable, o talleres de bioconstrucción del ciclo del agua.