Dia está afianzando su nueva enseña Clarel, presentada como un nuevo modelo de tienda especializada en la venta de productos para el cuidado personal, belleza y hogar, tal como ha podido comprobar ARAL en uno de los establecimientos abiertos en Madrid. Una transformación, que concluirá durante 2014 y que afectará a los 1.100 establecimientos adquiridos a la cadena alemana Schlecker, localizados en su mayoría en la zona de Cataluña, Aragón y Comunidad Valenciana.

Las nuevas tiendas Clarel están diseñadas con una estética moderna y luminosa. Su oferta se compone de  una media de 5.000 referencias dentro de un mix de productos de droguería, perfumería, cosmética, cuidado personal, del hogar, alimentación infantil y dietética, además de comida para mascotas. La mayoría de establecimientos contarán con dos o tres empleados y tendrán unas dimensiones de entre 160 y 260 m2 de superficie de venta, aunque la enseña también posee alguna tienda con una superficie mayor, de unos 350 m2. De forma conjunta al desarrollo de Clarel, Dia ha lanzado una nueva marca propia de higiene personal y belleza denominada Bonté, que convivirá en los puntos de venta con las que ya tenía anteriormente en el mercado la compañía.

Nieves Álvarez, directora de Relaciones Externas de Dia, ha señalado la intención de la empresa de distribución de extender Clarel por toda España, desde que hiciera efectivo su lanzamiento el pasado mes de noviembre. "Cerraremos esta semana con 40 nuevas tiendas, que no son transformaciones de las existentes de Schlecker", ha indicado Álvarez, para aclarar que es la zona meridional de la Península Ibérica la preferente para la expansión de la enseña. En este sentido, la compañía tiene prevista la apertura de más de 100 nuevas tiendas Clarel por año en España, así como franquiciar el nuevo modelo y extenderlo a otros países.

Por su parte, el desarrollo de Clarel en Portugal, donde existen en la actualidad 30 establecimientos, está previsto para el inicio del próximo año 2014.