Las empresas de Anged alcanzaron en 2019 un nivel de facturación de 41.423 millones de euros y sumaron 187 establecimientos a una red de tiendas en España, que suponen 6.616 puntos de venta en todas comunidades autónomas.

El empleo directo del sector se mantuvo por encima de las 233.000 personas y la inversión en transformación digital avanzó un 30%, hasta suponer ya un cuarto del total inversor de las empresas. 

Las compras de las empresas de Anged a proveedores nacionales, en su mayoría pymes, alcanzaron los 28.693 millones de euros

Las compras de las empresas de Anged a proveedores nacionales, en su mayoría pymes, alcanzaron los 28.693 millones de euros. La colaboración con la cadena de valor ha sido de hecho un factor determinante para dar solución a algunos de los problemas planteados por la pandemia.

Por otro lado, la aportación social (salarios y cotizaciones) y el pago de impuestos de las empresas de ANGED creció hasta los 10.325 millones de euros. Esta aportación creció un 2,8% anual, más del doble que el crecimiento de las ventas. Además, en los últimos seis años las empresas de Anged han aportado más de 55.500 millones de euros.

Pero el efecto arrastre (directo, indirecto e inducido) de esas empresas sobre la economía es mucho mayor. Ceoe estima un efecto multiplicador de 2,5 para el comercio. Es decir, por cada euro que aumenta la demanda en nuestras empresas, la producción final de la economía crece 2,5 euros, gracias a la actividad generada en sectores como energía, construcción, logística, financiero, inmobiliario, seguridad, consultoría, marketing, entre muchos otros. A ello, hay que añadir el efecto sobre el consumo de las rentas generadas por el empleo. En suma, el efecto arrastre de las empresas de Anged se aproxima a los 25.800 millones de euros en 2019.