Un nuevo niño aparecerá en los packs de Kinder Chocolate. Desde la empresa indican que "el envase sigue contando con elementos vinculados a la confianza y a la calidad del producto como el vaso de leche, pero con una nueva cara que representa las características de los niños modernos: proactivos, juguetones y auténticos". Una nueva identidad visual que se mostrará en más de 500 millones de productos en todo el mundo.

"La relación entre padres e hijos ha cambiado. Hoy en día, los niños están constantemente buscando nuevos estímulos y los padres desean dedicar tiempo y esfuerzos a educarlos. A todos los niños les gusta aprender cosas nuevas y, por naturaleza, les entusiasma explorar el mundo que les rodea. Hay dos características que realmente definen a los niños de hoy y que los padres aprecian y fomentan: agudeza y atrevimiento. Algo que hemos querido reflejar en la nueva identidad visual. Queremos animar a los niños a que sean perspicaces y atrevidos. A que cuestionen todo lo que les rodea, a que exploren sus intereses y habilidades, un aspecto fundamental para que desarrollen su personalidad y disfruten de la vida al máximo", aclara Antonella Sottero, directora general de Ferrero Ibérica.

Durante todos estos años han cambiado su identidad visual cada 10 años según los cambios en el mundo, adaptándose varias veces para ediciones especiales usando hasta 300 caras distintas.  Ahora se ha decidido renovar la identidad visual de Kinder Chocolate para que concuerde con la imagen actual de los niños de hoy en día. Al mismo tiempo, que la marca ha querido hacer un nuevo envase más reconocible.

Dos años de estudio y más de 6.800 personas entrevistadas en varios países han permitido definir esta nueva identidad visual que representa la actitud de los niños modernos de todo el mundo. "Actual, espontáneo, travieso, adorable y con una mirada más expresiva, son algunas de las características que destacan en el nuevo niñoKinder que acompañará a los consumidores a partir de ahora", según expresan la compañía.