El Consejo de Administración de Stef, reunido el pasado 14 de marzo bajo la presidencia de Francis Lemor, formuló las cuentas del ejercicio 2018 y propuso cambios en los órganos de gobierno del Grupo que entrará en vigor después de la Junta General del próximo 30 de abril. El año 2018 ha estado marcado por unos buenos resultados para el grupo. El Grupo afianzó su posición como "pure player" entrando en el mercado del congelado en Italia, consolidando su posición de referente del mercado francés en productos del mar y reforzando su red con la incorporación de seis nuevas instalaciones estratégicas.

En el último ejercicio, Stef obtuvo unos resultados de 3.255,1 millones de euros, lo que supuso un crecimiento de un 9,4% respecto al año anterior. El EBIT fue de 137,2 millones de euros, con un aumento de 3,7%. No obstante, en el último periodo del año sus resultados se vieron afectados como consecuencia de los problemas de tráfico originados por la agitada situación social en Francia, así como por la consolidación, aún en curso, de su posición en Holanda, Suiza y en el sector de la Restauración Fuera del Hogar (RFH) en Francia.

La actividad de Transporte en Francia ha conocido un año excepcional, gracias a un crecimiento sostenido. Los esfuerzos de estructuración de la actividad de RFH, así como el fuerte incremento del coste de la energía, se hicieron notar en los resultados de la división Logística Francia. Las Actividades Internacionales vivieron un año de fuerte evolución con importantes inversiones destinadas a reforzar la red de transporte en Europa y la estructuración de las actividades en la Suiza alemana. Las actividades marítimas, por su parte, registraron un ligero incremento del tráfico de pasajeros, mientras que la actividad de flete se mantuvo constante. Durante el ejercicio, el margen de explotación se mantuvo estable, al 4,7 % del volumen de negocio excluyendo la venta por cuenta de terceros.

El Grupo aumentó sus fondos propios, pasando de 628 a 695 millones de euros y duplicó sus inversiones, que ascendieron a 350 millones de euros en 2018 frente a los 180 millones de euros del año anterior, disminuyendo al mismo tiempo el coste de su endeudamiento.

En la próxima Asamblea General, se nombrará a Stanislas Lemor presidente-director general del Grupo y a Marc Vettard director general delegado a cargo de las operaciones

En relación a estos resultados, Jean-Pierre Sancier, director general del Grupo, declaró: «2018 ha sido un buen año en términos de desarrollo de negocio, pero un año más dispar en cuanto al resultado de explotación. Ante un contexto previsto de crecimiento moderado en 2019, el Grupo ha decidido concentrarse en mejorar la calidad del servicio, acelerar su estrategia de especialización y seguir reforzando su red de transporte en Europa».

Tras la renuncia de Francis Lemor y Jean-Pierre Sancier a la renovación en sus cargos, el Consejo de Administración decidió agrupar las funciones de presidente y de director general. En la próxima Asamblea General, se nombrará a Stanislas Lemor presidente-director general del Grupo y a Marc Vettard director general delegado a cargo de las operaciones. Los miembros del Consejo consideraron que sus trayectorias, experiencias y los éxitos obtenidos en sus anteriores responsabilidades, les han dotado de todas las cualidades necesarias para liderar, en continuidad, el desarrollo del Grupo.

"En nombre del Consejo de Administración y en el mío propio, quiero reiterar a Jean-Pierre todo mi agradecimiento por el trabajo que ha llevado a cabo y por haber liderado el Grupo con tanto éxito durante los últimos años", declaró el presidente Francis Lemor.