Aral Digital.- Henkel ha vendido su negocio de tratamiento de aguas industriales a BK Giulini, compañía filial de Israel Chemical Ltd. (ICL). De este modo, sigue en línea con su estrategia global de centrarse en el core business y retirarse progresivamente de posiciones marginales.

El negocio de tratamiento de aguas industriales formaba parte de la división Adhesives Technologies y en 2006 generó unas ventas de 52 millones de euros y empleó alrededor de 180 personas.

Henkel opera en tres áreas de negocio, Cuidado del Hogar, Cuidado Personal, Adhesivos y Tecnologías. En 2006 y a nivel internacional, Henkel obtuvo unas ventas de 12.740 millones de euros y un beneficio operativo de 1.280 millones. Cuenta con 52.000 empleados en todo el mundo.