AMDPress.- El grupo Inditex ha anunciado sus planes de crecimiento en el mercado japonés. Hasta el momento, la compañía operaba en el país asiático a través de una sociedad participada al 50% con la empresa local Bigi, mientras que ahora acaba de aumentar su participación en un 35% más.

Tras esta operación, el socio local se encargará de la gestión de los recursos humanos y el alquiler de tiendas, mientras que el grupo español se ocupará del resto del negocio.

Inditex espera abrir en Japón en el período 2004-2008 una media de cinco tiendas al año de su enseña Zara. Las ventas en el mercado japonés para Inditex se situaron en 65 millones de euros en 2003, lo que representa el 1% de la facturación del grupo.