Las empresas integradas en Anfevi, Asociación Nacional de Fabricantes de Envases de Vidrio, han logrado, siguiendo con su política de responsabilidad social y medioambiental, una importante reducción en su consumo de energía. Esta política, basada en la plena confianza en el envase de vidrio, en sus cualidades y en su futuro, han hecho que incluso en las actuales circunstancias las industrias vidrieras hayan proseguido en su línea de innovación y mejora en las áreas de gestión, consiguiendo una reducción entre los años 2011 y 2013 de un 4,92% del consumo de energía de fusión y del 5,41% en las emisiones de CO2.

En España, la eficiencia energética es clave, ya que se trata de un país principalmente exportador de envases de vidrio, tanto vacíos como acompañados de productos nacionales, lo que hace que esos productos se consuman y reciclen en otros países. Por ello, la disponibilidad de casco (vidrio reciclado) en España es menor, lo que supone una desventaja a la hora de economizar energéticamente, ya que una gran parte de la energía de fusión se emplea en la formación de la red vítrea. Este proceso requiere menos energía utilizando vidrio reciclado.

Además del reciclado, en su búsqueda de mejoras y ahorros, las empresas de la asociación han desarrollado medidas en todas las áreas, en el diseño de hornos y quemadores, en la monitorización y control de todo el proceso de combustión, en la reducción de pérdidas de calor y en el aprovechamiento de la energía residual de la combustión.

El ahorro anual energético que ha surgido como resultado supone 156.000 MWh, equivalente a 92.040 barriles de petróleo. Juan Martín, secretario general de Anfevi, ha declarado "es un sector que viene realizando esfuerzos continuos y que está situado en la parte asintótica de la curva de consumo específico de energía, por ello, un ahorro del consumo de energía de aproximadamente el 5% es un resultado especialmente destacable, ya que siempre es más difícil mejorar cuando se está próximo al límite, pero es que además este ahorro redunda en la mejora de la competitividad y la sostenibilidad".

Este ahorro energético además de incidir en la competitividad del sector dado el ahorro económico, también lleva implícita una disminución de un 5,41% de las emisiones de CO2.

Las empresas asociadas a Anfevi tienen una producción anual de 2.400.000 toneladas de vidrio, por lo que la disminución del 5,41% de CO2 significa que la industria ha conseguido un ahorro de 52.800 toneladas en emisiones anuales de este gas.