AMDPrees.- La compañía riojana Corcho del País., fabricante de tapones de calidad, ha comprado las instalaciones en las que hasta ahora operaba en alquiler en la localidad de Hornachuelos (Córdoba). Con ello se afianza en esta zona con un centro propio de aprovisionamiento de 500 metros cuadrados de naves (finca de 6.000 metros cuadrados) y capacidad anual para manipular hasta 600 toneladas. La operación ha supuesto una inversión de unos 1,6 millones de euros.

Corcho del País cuenta con tres plantas de fabricación de tapones en Santa Coloma de Farners y Cassa de la Selva (Girona) y en Logroñó (La Rioja), emplea a 48 personas y 2002 espera superar los 60 millones de tapones comercializados y acercarse a los 8 millones de euros de facturación, superando los 55 millones de unidades y los 7,2 millones de euros alcanzados en 2001. La exportación sigue situada entre el 7-8%.