AMDPress.- “Renova se implantará en un breve plazo de tiempo en Angola; además, posiblemente, con fábrica. De esta manera, continúa la expansión de la compañía”, según señala Paulo Pereira da Silva, presidente de la compañía, quien ha sido galardonado con el premio Dirigente del Año de No Alimentación, que otorga el Club Dirigentes de la Industria y la Distribución.

Renova, que se introdujo en España en 1995, entró el pasado año en los mercados de Bélgica, Luxemburgo y Suiza; en 2002, había entrado en Francia. “En Europa estamos contemplando también ampliar la línea de producción con otra fábrica más, aunque de momento no hay nada definitivo”, según Pereira.

Actualmente, la compañía tiene dos fábricas, ubicadas en Torres Novas, en las proximidades de Lisboa (Portugal), que tienen una capacidad de producción que ronda las 100.000 toneladas y emplean a 700 personas. En julio de 2005, Renova destinó 45 millones de euros a reforzar la capacidad de producción de las divisiones de reciclaje y papel tisú, así como a la construcción de un centro de distribución logística de 30.000 m2.

En relación a la evolución de la compañía en España, Paulo Pereira es tajante: “Los resultados han sido tan buenos, que no contemplamos Portugal y España como dos mercados diferentes, sino como uno único, que es el ibérico”.

Preguntado Pereira da Silva por el secreto del éxito, asegura que “la base del desarrollo de Renova radica en la innovación y en la importancia que se concede a la ecología, aunque, sobre todo, la marca Renova quiere transmitir a sus clientes una visión diferente del mundo, donde prime el bienstar”.

No obstante, Paulo Pereira es consciente de que la celulosa es una categoría muy complicada: “Me gustaría que fuera más fácil colocar la innovación en el lineal, porque, posiblemente, los lineales del mercado de higiénico son los más aburridos de las superficies comerciales”, se lamenta. Sin embargo, concluye asegurando que “mi lucha es desarrollar el lineal de celulosa e intentar que evolucione”.

Las principales líneas de negocio de Renova la constituyen el papel higiénico, los rollos de cocina, las servilletas, los pañuelos y la higiene íntima femenina.