ARAL Digital.- Procter & Gamble ha notificado su intención de cerrar la planta de Santa Perpètua de Mogoda, donde se fabrican ambientadores, para trasladar su producción a las instalaciones que tiene el grupo en Mataró. Esta reestructuración podría implicar el despido de alrededor de 130 personas. Concretamente, en esta fábrica trabajan unos 250 trabajadores.

La factoría, denominada Santiga, era propiedad de la multinacional Sara Lee y fue vendida el año pasado. En ella, además de los ambientadores Ambipur, se producía el jabón Sanex que fue adquirido por Unilever. La planta es propiedad de Procter & Gamble desde enero de este año.

Por su parte, la fábrica de Mataró alberga la producción de detergente en líquido y en polvo bajo la enseña Ariel. En cuanto a Ambipur, la compañía fabrica dos líneas, el de hogar y el de automóvil. Bajo la nueva legislación laboral se han iniciado las negociaciones entre la empresa y los trabajadores.