AMDPress.- El plan de inversiones 2000-2003 que ha realizado Torraspapel, SA en su fábrica situada en Motril (Granada) se eleva a 60 millones de euros. La ejecución de este plan ha supuesto mejoras tanto en las máquinas de papel como en todos los procesos de fábrica para poder absorber el aumento de producción que representa pasar de las 145.000 tm de 2001 a las 230.000 tm actuales.

El proyecto se ha realizado en tres fases. En diciembre de 2000 se invirtieron 9 M. de euros en la modificación de la máquina de papel MP1, para aumentar su capacidad y producir más estucado en la estucadora fuera de máquina instalada en 1997. En agosto de 2002 se dedicaron 14,5 millones a la instalación en la MP1 de una estucadora en línea Voith (870 m/min), una bobinadora Jagenberg (2.000 m/min) y otras mejoras. Entre diciembre de 2002 y febrero de 2003 se ha remodelado totalmente la maquina 2, que paso de 550 a 1.070 m/min.

Ahora, Motril supone el 38% de la capacidad de estucado del grupo Torraspapel, con dos líneas de producto repartidas entre la MP1, para estucados de 100 a 135 gr y velocidad de hasta 870 m/min, y la MP2, para gramajes de 51 a 64 gr y más de 1.000 m/min que son estucados fuera de máquina. La planta cuenta con una planta depuradora y otra de cogeneración (48,8 Mw).

Esta inversión está en la línea de los planes inversores del grupo que entre 1996 y 1999 absorbieron 247 M. de euros, y entre 2000 y 2003, en el llamado "plan Lecta", más de 90 millones.

En otro orden de cosas, a principios de 2003 se anunció la inversión de más de un millón de euros en la segunda fase de ampliación de su centro logístico de Getafe (Madrid). Torraspapel, que también es uno de los principales productores de papel autoadhesivo para etiquetas de España (más de 80 M. m2), tiene 9 plantas en España, emplea a unas 3.400 personas y sus ventas en 2001 fueron de 82 M. de euros.