Desde el inicio de la crisis sanitaria generada por el Covid-19, Makro ha buscado alternativas para ofrecer su ayuda a las autoridades y colaborar así en la reducción del impacto del coronavirus en la sociedad. Por ello, la compañía está colaborando activamente con el Servicio Madrileño de Salud para la entrega de productos de alimentación al hospital de campaña montado en las instalaciones de IFEMA.

Por ello, Makro envió la semana pasada 55.000 botellas de agua a las instalaciones de IFEMA para las personas más necesitadas en estos momentos. Para continuar colaborando y aportando productos alimentarios a este hospital de campaña, Makro amplía las donaciones haciendo llegar al hospital de campaña más de 25.000 productos de bollería para desayunos y meriendas, 22.600 packs de galletas, 1.360 cañas de crema, cerca de 1.000 bombonius y 560 discos de cacao y cerca de 5.000 refrescos.

Además, a través del Servicio Madrileño de Salud, se harán llegar más de 1.000 tartas para las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid, uno de los sectores más afectados por la crisis sanitaria.

En palabras de Peter Gries, director general de Makro España, “nos encontramos ante una situación excepcional que nos exige estar a la altura de las circunstancias y apoyar, dentro de nuestras posibilidades, las necesidades de nuestra sociedad. Desde la compañía, queremos mostrar nuestro apoyo y predisposición para colaborar con las autoridades durante esta difícil etapa”.