Makro ha anunciado una serie de medidas que ha ido adoptando para afrontar la situación actual ocasionada por el impacto del Covid-19. El objetivo de su implementación es el de proteger a sus empleados y clientes, asegurando así su salud y seguridad en los 37 centros que la compañía tiene en España. Desde el comienzo de la situación, Makro ha ido implantando nuevas medidas de seguridad, prevención y conciliación laboral ante la actual crisis sanitaria de nuestro país, siguiendo las recomendaciones de las autoridades:

  • Higiene y seguridad: refuerzo del servicio de limpieza y desinfección, con dispensadores de jabón y geles hidroalcohólicos para empleados y clientes; control de aforo y la distancia de seguridad entre las personas; apertura de cajas alternas para garantizar los espacios libres entre personas y la petición a los clientes de efectuar el pago con tarjeta; la instalación de mamparas de metacrilato para la recepción de los clientes y la entrega de guantes a todos aquellos empleados que lo soliciten.
  • Conciliación: generalización del teletrabajo en todos los puestos en los que sea posible; fomento del uso de las tecnologías para evitar el contacto presencial; y apoyo y flexibilización para empleados con hijos o cargas familiares.
  • Salud: activación de un chat médico a disposición de los empleados para atender las dudas sobre el coronavirus en su portal de salud “Supervida”; e implementación de medidas de protección para los colectivos identificados de riesgo por las autoridades sanitarias.
  • Comunicación: incremento de la comunicación con empleados y clientes informando sobre la situación y las medidas adoptadas; refuerzo de la cartelería interna y externa, además de la comunicación a través de megafonía en los centros.

Asimismo, la compañía está abierta a colaboración las autoridades sanitarias y gubernamentales, como es el caso de la Agencia Española del Medicamento y Producto Sanitario (AEMPS) o la Unidad Militar de Emergencias (UME), poniendo el stock a su disposición para cubrir las necesidades que puedan surgir y cediendo, en caso de que lo requieran, el espacio disponible en los parkings de sus centros.

Con el fin de ayudar a sobrellevar la situación actual, la compañía está en contacto constante con las asociaciones hosteleras para buscar medidas que minimicen el impacto en el sector. Además, ha adaptado su proyecto formativo “Aula Makro” al ámbito digital, ofreciendo a sus clientes ayuda para que continúen con sus negocios una vez pase el estado de alarma. De esta forma, de lunes a viernes a las 11:00h, diferentes chefs y expertos de Makro estarán en el perfil de Instagram de la compañía para ofrecer su conocimiento sobre el sector y, explicar y resolver las dudas que puedan surgir ante las medidas del gobierno por el estado de alarma