Los españoles reciclamos en 2015 1.300.339 toneladas de envases, un 3,3% más que en 2014, lo que supone un 74,8% de los envases que generamos, que se ha conseguido gracias al compromiso de los ciudadanos y al esfuerzo de administraciones y empresas. Así se desprende de los resultados que ha presentado, en el marco del Día Mundial del Reciclaje, Ecoembes. De esta forma, los envases se posicionan como los residuos urbanos que más se reciclan en nuestro país, lo que consolida a la organización, que este año cumple 18 años, como referente en esta materia y a su modelo como un ejemplo de economía circular que contribuye al desarrollo sostenible.

Las cifras de reciclaje son muy elevadas en todas las categorías de envases. Por tipología, los de metal, como latas de refrescos o de conservas, mantienen su liderazgo con una tasa de del 83%, 8 puntos por encima de los objetivos establecidos por el Paquete de Economía Circular de la Comisión Europea para 2025. A estos, les siguen muy de cerca los envases de papel y cartón, de los que se reciclaron el pasado año 82,9% y los de plástico de los que se recuperaron el 63,8%, ambos también 8 puntos por encima del reto planteado por Europa en 2025 respectivamente.

"Nos encontramos ante una sociedad cada vez más concienciada que trabaja en equipo para conseguir un objetivo común: el cuidado del medio ambiente. A través de un modelo basado en la colaboración público-privada que engloba a 46 millones de ciudadanos, 8.000 ayuntamientos y más de 12.000 empresas, hemos conseguido alcanzar en 2015 unos resultados en línea con los objetivos marcados por Europa para 2020. Este hito refleja el éxito de un modelo flexible que se está adaptando a las necesidades de cada región y de cada momento y que acerca el reciclaje al ciudadano y lo lleva a su día a día, más allá de su hogar. Somos conscientes de los retos que nos plantea el futuro, pero estamos yendo por el camino correcto", aseguraba Óscar Martín, consejero delegado de Ecoembes.

Economía circular

En el marco de la economía circular, el reciclaje consiguió en 2015 el ahorro de 1,3 millones de toneladas de materias primas, lo que nos ha permitido hacer un uso mucho más eficiente de nuestros recursos naturales. Así mismo, ha permitido reducir en 2015 nuestro impacto en el entorno natural evitando la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que equivale a la retirada del 25,88% de los coches del parque móvil de Madrid.

Además, se han conseguido importantes ahorros en consumo de energía, agua y materias primas. Así, gracias al reciclaje de envases domésticos el pasado año se ahorraron 4,6 millones de MWh, es decir, la energía que se necesitaría para el funcionamiento anual del 47,5% de los smartphones que hay en España; y se evitó el gasto de 24,8 millones de m3 de agua, una cantidad que serviría para que todos los madrileños (6,4 millones de personas) se dieran una ducha diaria durante un mes. Pero los beneficios para nuestro planeta son mayores.

Sin el compromiso de los ciudadanos no sería posible que los envases se reciclaran correctamente. Así, en 2015 cada habitante depositó 12,7 kg en el contenedor amarillo (envases de plástico, latas y briks) y 15,1 kg en el azul (envases de papel y cartón). Por regiones, los navarros son los que más kg han aportado por habitante en el contenedor amarillo, llegando a los 20,2 kg/hab. A estos les siguen de cerca los madrileños con 19,5 kg/hab y los vascos con 17,7 kg/hab. En el caso de los contenedores azules, los ciudadanos que más residuos depositan en los contenedores por habitante son los navarros (38,5 kg/hab), los baleares (31,9 kg/hab) y los vascos (31 kg/hab).

Con el objetivo de concienciar a la sociedad en valores medioambientales y el consumo responsable, en 2015 se llevaron a cabo 400 campañas de comunicación, 49 más que en 2014, así como cursos de formación y talleres ambientales de sensibilización dirigidos a todo tipo de públicos, especialmente a los más pequeños. Especial hincapié se ha hecho también en el cuidado de los espacios naturales. Por todo esto, y para poder poner los recursos necesarios para alcanzar la sociedad del reciclado cada año, tanto desde un punto de vista operativo como de concienciación, se invierten más de 400 millones de euros.