Por primera vez, desde 2006, el sector de la distribución agroalimentaria de Cataluña cierra el año con cifras positivas. Esta es una de las conclusiones a las que se ha llegado en la reciente convención anual celebrada por la Asociación de Empresas de la Distribución y Logística de Bebidas y Alimentación de Cataluña (Adiscat), que se ha desarrollado bajo el lema "El valor de la distribución, el futuro que viene".

En este sentido, el presidente de la asociación, Jordi Pujol Medina, ha destacado que "el futuro que viene ha ido como se esperaba", y ha celebrado las buenas cifras obtenidas en el año 2014 con un incremento de las ventas del sector del 3,5% respecto al año anterior. "Es la primera vez que cerramos el año con cifras positivas desde 2006, y auguramos un 2015 aún mejor, con una muy buena temporada de verano", ha explicado.

Asimismo, el presidente de Adiscat ha avanzado que están trabajando para que el año que viene se comience a impartir en Cataluña un curso de formación profesional (FP) de chófer transportista de dos años de duración, así como en un proyecto de camión de transportes con el chasis rebajado, que se adaptará mejor a la actividad de reparto de bebidas.

El acto ha contado con la participación de más de 130 asociados y representantes del sector. También ha intervenido José Manuel Fernández Echevarría, director ejecutivo de Adiscat, quien ha hecho una reflexión sobre el presente y el futuro del sector, y ha anunciado que de cara a 2015 se prevé otro crecimiento de entre el 3 y 4%. "Del 2007 al 2013 tuvimos la tormenta perfecta, un gran temporal; en 2014 la ola se rompió y 2015 es el año del mar en calma. La crisis ya ha acabado". Fernández Echevarría también ha hablado sobre el peso cada vez más importante de la tecnología y las redes sociales en el sector.