La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS) ha manifestado su desacuerdo con la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC) por las peticiones realizadas al Gobierno en materia de horarios comerciales. ASEDAS considera que "el actual marco legal de aperturas en domingos y festivos ha evidenciado que resulta suficiente para atender las necesidades de los ciudadanos", por lo que solicita "la actual regulación de horarios comerciales". En contra de lo que opina la AECC, ASEDAS estima que la apertura de los comercios en domingos y festivos "es una medida inflacionista, ya que no se incrementa la demanda, sino que se modifica la distribución de ésta, ya que se incrementan los costes económicos y se favorece un proceso intenso de concentración". Asimismo, la asociación cree que la libertad de horarios comerciales "no crea empleo estable, sino que incrementa la temporalidad y la precariedad laboral, favoreciendo la destrucción de puestos de trabajo, tal como se ha demostrado en el informe "Empleo y creación de empleo en el sector comercial europeo" de la Comisión Europea".