Aral Digital.- Carrefour cerró el ejercicio 2008 con una cifra de negocio de 97.560 millones de euros, lo que significa un incremento del 5,7% respecto al año anterior, si bien las ventas a superficie comparable aumentaron un 1,9%. En el último trimestre del año, la compañía gala alcanzó una facturación de 25.741 millones de euros, un 0,7% más.

En relación a las ventas en España, la compañía registró una facturación de 15.181 de euros, el 56,3% de la facturación del grupo en Europa Occidental excepto Francia, lo que supone un 5,5% más que en 2007, mientras que las ventas comparables aumentaron un 1,3%.

El formato de descuento de Carrefour registró un crecimiento del 16,2% en España, hasta 3.753 millones, mientras que los supermercados facturaron un 10,6% más, hasta 766 millones. Los hipermercados, por su parte, tuvieron un incremento del 1,6%, hasta 9.648 millones de euros. En el cuarto trimestre de 2008, la multinacional francesa registró un crecimiento del 0,2% en sus ventas en España, hasta los 4.036 millones de euros.

Dejando a un lado España, la compañía aumentó su cifra de negocio un 1% en Francia y un 5% en el resto de Europa. Por su parte, facturó un 25,5% más en Latinoamérica, tras elevar sus ventas un 8,5% en el cuarto trimestre, mientras que incrementó sus ventas un 11% en Asia, tras facturar un 17,8% más en el cuarto trimestre.

El nuevo consejero delegado de Carrefour, Lars Olofsson, indicó que pese al “muy duro entorno” Carrefour registró un sólido incremento de sus ventas, especialmente en los mercados emergentes. “Carrefour puede y debería mejorar aún más su resultado. Tengo plena confianza en que nuestros recursos y fortaleza financiera nos permitirán responder a los desafíos que se nos plantean”, concluyó Olofsson.