AMDPress.- Centros Comerciales Carrefour invertirá en el transcurso de 2004 alrededor de 1,5 millones de euros en la incorporación de etiquetas electrónicas, que eliminan los posibles errores de precio en la línea de cajas y que están colocadas en todas las secciones del establecimiento, excepto en las de textil y productos frescos.

Durante el primer trimestre de este año, Carrefour ha terminado el proceso de instalación de unas 42.000 etiquetas electrónicas en su hipermercado madrileño de San Sebastián de los Reyes, con una inversión estimada en unos 300.000 euros. Estas etiquetas, que automatizan todo el proceso de designación y cambio de precios, se implantarán en el transcurso de este año 2004 en cuatro hipermercados más, en lo que será la segunda fase de este proyecto. Los centros en cuestión, que servirán de prueba piloto por la distintas composición de su clientela serán: Cabrera (Barcelona), Lugo, Mérida (Badajoz) y La Eliana (Valencia). En una tercera fase de este proyecto, que comenzará a partir de 2005, se extenderán esta experiencia a los 125 hipermercados restantes de Carrefour.

El nuevo sistema permitirá a Carrefour, como se ha dicho, eliminar los posibles errores en el cobro de la compra al cliente en la línea de cajas. Desde su implantación en el centro madrileño de San Sebastián, donde se empezó a implantar en novimbre de 2003, no ha habido ni una sola reclamación de los clientes porque haya un precio diferente en el lineal y en la caja. También suprime los cambios de etiquetas que manualmente se realizan en cada centro.

Las etiquetas constan de una parte fija donde hay un código de barras que designa el artículo, y una parte digital donde figura el precio habitual y/u oferta. En este sentido, en la prueba madrileña se ha eliminado en las etiquetas el doble precio en euros y pesetas; aunque Carrefour podría instalarlo en otros centros. Por otra parte, los empleados de Carrefour pueden utilizar otras pantallas con información complementaria: cantidad de implantación, pedido pendiente o próxima entrega prevista, stock, surtido, proveedor, plataforma, etc.

El sistema está basado en una solución IBM-Eldat, y funciona con infrarrojos y transmite una información bidireccional. Tiene capacidad para actualizar unas 20.000 etiquetas a la hora.