El grupo Carrefour ha alcanzado acuerdos con el Grupo El Corte Inglés y el Grupo Eroski para la venta de nueve de los doce hipermercados incluidos en el Plan de Desinversiones exigido por el Gobierno español tras la fusión de Pryca y Continente.

Estos acuerdos serán definitivos cuando finalice el proceso de revisión de las disposiciones de los mismos por parte del Servicio de Defensa de la Competencia, en particular los referentes al mantenimiento de las condiciones laborales de los trabajadores ligados a los activos en venta.

Los centros, que han sido vendidos a un precio medio de unos 36 millones de euros (6.000 millones de pesetas), son el hipermercado “Alameda” de Málaga, “Los Arcos” de Sevilla, Avilés, Burgos y “Monasterio” de Valladolid, que se los queda el Grupo El Corte Inglés; mientras que “Infante” de Murcia capital, “La Rambla” de Cartagena, Tarrasa y San Cugat (ambos en Barcelona), que son para el Grupo Eroski.

Carrefour continua negociando la venta de los hipermercados “Las Palomas” de Algeciras, “San Adrián” de ese pueblo barcelonés, y “Las Vegas” de Alcobendas (Madrid), en éste último estaría interesado el grupo de origen galo E. Leclerc. Además de los supermercados Champion de Palencia, Lleida y Badajoz, y de quince tiendas Maxor situadas en la provincia de Girona.