AMDPress.- El Banco de España subvencionará con un total de 18,03 millones de euros (3.000 millones de pesetas) a las grandes y medianas superficies. Con esta ayuda, pretende evitar que los establecimientos trasladen a sus clientes, a través de subidas de precios en los productos, el coste del transporte de billetes y monedas de euro, lo que complicaría aún más el efecto inflacionista de la nueva moneda.

Las cadenas comerciales habían expresado en las últimas semanas quejas por los gastos asociados a la implantación de la moneda única y habían amenazado con trasladar el coste a los precios, sobre todo tras conocer la subida del 30% en las tarifas de Prosegur y Securitas, las compañías de seguridad encargadas de llevar los euros a los comercios antes del 2 de enero.

Las grandes y medianas superficies comerciales acordaron con el Ministerio de Economía colaborar en la rápida implantación del euro. Para ello, se comprometieron, en enero, a devolver a los clientes el cambio en euros desde el inicio.

La patronal de grandes superficies de distribución (Anged) calcula que la implantación del euro ya ha supuesto a los centros comerciales un coste de unos 300.5 millones de euros (50.000 millones de pesetas), y ha manifestado sus quejas por el encarecimiento de algunos servicios poco antes de la puesta en circulación de la moneda única europea.