AMDPress.- El paro iniciado en la mañana de hoy, tras la convocatoria realizada por la CETM, ha tenido un destacado seguimiento y ha conseguido el cierre de mercados centrales y la mayoría de los puertos y centros de transporte, según información facilitada por la propia Confederación. Asimismo, CETM ha confirmado un seguimiento mayoritario del paro en la Comunidad de Madrid, en todas las provincias andaluzas, además de en Tarragona, Ciudad Real, Asturias y Valencia.

Al mismo tiempo que se lleva a cabo la jornada, los transportistas siguen negociando, como han hecho a lo largo de todo el fin de semana, con los ministerios de Fomento, Trabajo y Asuntos Sociales, Economía y Hacienda e Interior. La CETM ha mostrado su satisfacción por las medidas adoptadas por el Ministerio de Fomento, mientras que critica con dureza la actitud adoptada por el resto de ministerios implicados en la negociación.

Todo indica que lo que está impidiendo desconvocar del paro es la dificultad de lograr tres importantes reivindicaciones: la reducción o supresión del céntimo sanitario; el reconocimiento de una serie de enfermedades profesionales que permita acceder a un mayor número de transportistas a la jubilación anticipada y, por último, la eliminación de las restricciones de circulación por medio del establecimiento de corredores abiertos al tráfico durante todo el año.

Aunque la CETM está dispuesta a desconvocar el paro, “para no hacer daño a la sociedad” en el momento que se alcance un acuerdo con la Administración, sí están dispuestos a convocar paros selectivos “dirigidos a grupos empresariales y clientes que, al considerarse fuertes e importantes, creen que pueden seguir machacando al sector y no atender nuestra petición de trasladar los costes a las tarifas”, apuntó Marcos Montero, presidente del Comité.

Fenadismer, la otra gran asociación de transportistas del país, se ha desmarcado del paro del transporte, ya que lo considera un engaño para los transportistas, al desinformar sobre el resultado de las negociaciones mantenidas con el Gobierno durante el fin de semana, en que se han concretado medidas.

Por su parte, Comisiones Obreras ha hecho público un comunicado en el que asegura que la “patronal del transporte sigue impulsando los mal llamados paros, cuando en realidad son un cierre patronal”. El sindicato afirma que “los trabajadores están acudiendo a sus puestos de trabajo”, aunque matiza que “se les está obligando a paralizar los vehículos por orden empresarial”.