Jotún Ibérica, filial española de la multinacional noruega de pinturas Jotun A/S, ha inaugurado recientemente en Castellbisbal (Barcelona) una nuevo centro de producción, diseñada para ser una de las más modernas de Europa, con una capacidad de producción anual de 20.000 toneladas de pinturas. Con una inversión estimada de 1.500 millones de pesetas, el nuevo centro, construido sobre un terreno de 21.000 metros cuadrados, de los cuales ocupa un 60%, abastecerá en un futuro próximo a todo el sur de Europa y norte de África. Jotún Ibérica, que cuenta con una plantilla de 110 trabajadores, obtuvo una facturación en 1999 de alrededor de 3.500 millones de pesetas.