El Grupo Leche Pascual ha reorganizado su estructura con el objetivo de racionalizar sus activos en torno a sus diferentes líneas de negocio, constituyendo una corporación, que, según la compañía "permitirá mantener la identidad de empresa familiar y potenciar la creación de valor de cara al futuro". La nueva estructura jurídica, que facilitará las posibles operaciones con otras compañías. diferencia tres grupos: el que aglutina todas las actividades relacionadas con la alimentación (Grupo Leche Pascual), el grupo inmobiliario y un tercero dedicado a actividades varias, como la constructora Peache o una correduría de seguros. El nuevo Grupo Corporativo, cuyo nombre jurídico es TIP, será propietario del 100% de los tres grupos, siendo la división de alimentación la principal al representar más del 90% de la cifra de negocios global. Bajo el paraguas de esta división se agrupan siete líneas de producto: Leche Pascual España ( para la producción de leche y derivados), Zumos Pascual, Cereales Expandidos, Aguas Minerales Pascual, Pascual Internacional, y Productos del Huevo y Pasaranda (para la producción y comercialización de piensos). En total la filial de alimentación englobará 28 familias de producto y 250 referencias. Según datos facilitados por la empresa, en el pasado ejercicio la facturación global del grupo se situó en los 109.700 millones de pesetas, lo que representa un incremento del 9,6% respecto al ejercicio anterior. El EBITDA (beneficios antes de amortizaciones, impuestos y gastos financieros) ascendió a 7.800 millones de pesetas. Al finalizar el año, los activos totales del grupo se situaron en 71.974 millones, con unos fondos propios de 23.889 millones de pesetas.