Aral Digital.- Eroski ha cerrado la primera mitad del ejercicio 2010 con una facturación de 3.673 millones de euros, lo que supone una disminución del 1,05% respecto al mismo periodo del año anterior, con una “importante participación de la deflación interna”, informan desde la cadena.

Asimismo, la compañía de distribución Eroski ha reducido sus pérdidas después de impuestos ('números rojos') un 20,4%, hasta 40,75 millones de euros, en un entorno económico “extremadamente difícil” en el que la actividad de la empresa se ha visto “muy afectada” por la contención del consumo de las familias, indican desde Elorrio (Vizcaya).

De otra parte, al cierre del semestre, la cuenta de resultados consolidados de Eroski presenta un beneficio antes de gastos financieros e impuestos de 50,04 millones de euros, cifra que supera los 6,45 millones de euros de la primera mitad del ejercicio 2009 y que “marca la buena dirección en la recuperación de la rentabilidad recurrente ya iniciada en el segundo semestre del 2009”.

Pese a la “positiva” evolución del endeudamiento bancario a lo largo de estos primeros seis meses, los costes financieros siguen representando un “peso elevado” en la cuenta de resultados de la cadena. Así, sus pérdidas antes de impuestos se situaron en 34 millones de euros, con una reducción del 50% sobre las registradas en el primer semestre del ejercicio anterior, lo que expresa, según el grupo, “la nítida trayectoria de mejora de rentabilidad resultante, en línea con las previsiones realizadas”.

De esta forma, el endeudamiento con las entidades de crédito se ha reducido en 265 millones de euros, cifra que supera los importes convenidos en el acuerdo de reestructuración. Eroski ha optimizado a lo largo del primer semestre del ejercicio su plan de ajuste y control del gasto interno, que ha permitido generar unos ahorros de costes de 41 millones de euros, un 4,5% menos que en el ejercicio anterior.

Asimismo, en este periodo ha continuado el proceso iniciado hace varios ejercicios de venta de activos inmobiliarios, con el cierre de cinco operaciones de venta de activos por un importe total de 284 millones de euros. Las distintas emisiones de Aportaciones Financieras Subordinadas Eroski (AFSE) en circulación han recibido todas ellas el pasado 1 de febrero, y como en años anteriores, los intereses correspondientes, suponiendo un importe conjunto de 33,53 millones de euros.

Según ha explicado el grupo, la retribución de todas ellas para el ejercicio 2010 está ya comprometida, no sujeta a condiciones y asegurada a los inversores, correspondiendo el abono de los intereses el 31 de enero de 2011.