AMDPress.- Grupo Eroski ha invertido 929.000 euros en el desarrollo e implantación de técnicas de control y garantía de seguridad alimentaria pioneras en Europa en los productos comercializados bajo su marca. Esta iniciativa, que Eroski comenzó a desarrollar hace cinco años de la mano del Centro Tecnológico GAIKER, incluye la utilización e implantación de las técnicas de ADN (biología molecular) basadas en la huella genética, permitiendo el control de agentes patógenos que suponen un riesgo para la salud pero aún no se encuentran legislados.

Esta tecnología hace posible la detección de segmentos específicos del código genético de microorganismos y la autentificación e identificación de productos alimenticios, por lo que puede aplicarse a artículos como vino, queso, aceite de oliva virgen, jamones, arroz, embutidos curados, salazones cárnicas o miel, permitiendo reconocer la calidad y personalidad de tales productos por su origen, medio geográfico y agroclimático y sistemas de elaboración.

Igualmente, también de forma conjunta, los laboratorios de Grupo Eroski y los del Centro Tecnológico GAIKER han adaptado las técnicas del ADN para permitir la autentificación de productos frescos y procesados que carecen de características morfológicas reconocibles, como el pescado fileteado o la presencia de ingredientes transgénicos, con el objetivo de evitar cualquier fraude al consumidor.