AMDPress.- El plan de crecimiento puesto en marcha por el grupo textil gallego Inditex ha hecho aumentar el número de tiendas de todas sus cadenas, pero también ha disparado los costes de arrendamiento de la compañía. Así, la textil gastará este año en torno a 300 millones de euros por este concepto, lo que supone un incremento del 50% sobre 2000.

El alquiler de locales comerciales representa, después del coste de personal, el mayor gasto operativo de Inditex. El año pasado, la compañía destinó a estos pagos unos 240 millones de euros. Al importe de los alquileres hay que añadir el coste de derechos de traspasos, que en enero de este año se situaba en 315 millones, frente a los 236 millones del año anterior.