El grupo Kaufhof, filial de Metro, comprará el grupo de almacenes belga Inno, que pertenece al consorcio Gib de Bruselas y factura unos 450 millones de euros (74.970 millones de pesetas) y da empleo a 1.600 trabajadores.